En 1900, se inició la construcción del Parque Güell, originalmente conocido como Park Güell. Barcelona por entonces era una metrópolis moderna y cosmopolita que basaba su economía en la potencia de su industria y que superaba el medio millón de habitantes. Está situado en la parte alta de la Ciudad Condal en el monte Carmelo. Fue diseñado por el arquitecto catalán Antoni Gaudí a raíz de un encargo del empresario Eusebi Güell. Su construcción finalizó en 1914 y doce años después, en 1926 se convirtió en parque público.

En su diseño se puede apreciar la etapa naturalista (primera década del siglo xx) del arquitecto en un momento en que estaba en su plenitud creativa. Creó una imaginativa estructura ornamental con influencias barrocas. Apreciamos todo su genio arquitectónico y  sus innovadoras soluciones estructurales que serían emblemáticas de su estilo organicista y que culminarían en la construcción del templo de la Sagrada Familia.

Es proyecto concebido por Güell y Gaudí debía tener viviendas de alto standing, con todos los adelantos tecnológicos de la época para ofrecer el máximo confort y lujo a sus habitantes con acabados de gran calidad artística. También se reflejan las ideas políticas y religiosas que compartían mecenas y arquitecto: catalanismo y religión católica. También se aprecia una inspiración mitológica ya que se cree que ambos se inspiraron en el templo de Apolo de Delfos para su concepción del parque.​

 

 

Park Güell, 08024 Barcelona